Comunidad

Fondo de Ahorro para Vivienda (FAV)

El FAV es un programa de organización comunitaria y de autogestión para la construcción de vivienda y empoderamiento de la mujer, la familia y la comunidad.

Este programa incorpora de manera organizada a todas aquellas personas que tienen la necesidad y el deseo de obtener una vivienda digna y mejorar su calidad de vida. Las familias participantes dentro de cada comunidad, organizan sus comités para administrar sus ahorros y así financiar sus viviendas. Todos los participantes acuden a diversos talleres y capacitaciones como parte del programa de desarrollo comunitario.

  • Integrado por grupos de familias con necesidades de vivienda y deseo de elevar su nivel de vida.
  • Creación y fortalecimiento del fondo revolvente.
  • Fomenta la cultura del pago de su vivienda.
  • Capacitación constante sobre autoestima, comunicación y como llegar a acuerdos.
  • Empoderamiento de las mujeres principalmente.
Medio Ambiente

Programa del cuidado del medio ambiente

Este programa tiene la finalidad de concientizar a la comunidad sobre el cuidado del medio ambiente a través del reciclaje, reutilización de diversos materiales, elaboración de productos con materiales orgánicos y preservación de los recursos naturales. Este programa se realiza principalmente a través de capacitaciones y talleres prácticos, donde la fabricación de estos artículos genera un ingreso para la familia.

Medio Ambiente

Programa promotoras

Nuestro programa de promotoras tiene como finalidad formar a mujeres líderes y empoderarlas para mejorar y apoyar a su comunidad. Esto se lleva a cabo por medio de capacitaciones en diversos temas, además de encuentros con promotoras y organizaciones que comparten los mismos objetivos. Las promotoras son multiplicadoras del conocimiento para su comunidad.

Jardín y Vivero Esperanza

Dentro de las instalaciones de Posada Esperanza se encuentra el jardín de plantas nativas y medicinales que proporcionan a la vida silvestre urbana el alimento, agua, refugio y lugar para criar un hábitat tal y como lo establece el Programa de Jardines de Hábitat para la Vida Silvestre. Aquí también se imparten clases y recorridos a escuelas en el cual se les educa sobre la conservación del agua, cuidado y apreciación de las plantas nativas de nuestra región y su mantenimiento adecuado.